Los Ángeles, parte 1

Los Angeles parte 1

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Semana del 6/5 al 10/5

6-5 a 10-5-01

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

This is thriller, thriller night.

This is Thriller, Thriller Night

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Lunes de Mayo: JORIS IVENS

Joris Ivens-01

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Vida de Bafici (2): O MANDARIM de Julio Bressane

Viene un poco atrasada esta cobertura. Los corresponsales prometen saldar la deuda en estos días o bien al volver a Córdoba. Tratar de ver todas las películas de Bressane deja poco tiempo.

O mandarim de Julio Bressane

por Martín Alvarez

O mandarin no es un homenaje: es una carta de amor de Bressane a la música popular brasilera y de un muy especial afecto con el cantante Mario Reis, sobre cuya figura planea toda la película. Concebida a partir de una idea de por sí encantadora y a la inversa de como suelen moverse otros documentales de música, esta es la película de un maestro que siente admiración por sus herederos. Seguir leyendo
Publicado en Bafici 2013, Textos/Críticas | Deja un comentario

Vida de Bafici (1): NO de Pablo Larraín

El alegre publicista

por Fernando Pujato

¿Qué es la Historia? Bueno, aún no lo sabemos muy bien y todo depende, por supuesto, de los autores que pongamos en circulación para despejar esta noción tan omnívora y sin fecha de vencimiento que se encuentra en un arco que abarca desde Perry Anderson hasta Francis Fukuyama —por poner dos ejemplos marcadamente antitéticos— y siempre y cuando consideremos a Fukuyama como un historiador más o menos serio, o un historiador a secas. Como sea, la idea de Marc Bloch de que se puede comprender el presente a través del pasado y a éste por medio del  presente no ha perdido nada de su fecundidad, sobre todo porque se puede jugar con el tiempo histórico y no es necesario remontarse a los orígenes de la humanidad para intentar aplicar este concepto. El presente y el pasado pueden estar más cerca de lo que uno supone, pueden coexistir, pueden ser sus reflejos inmediatos, sobre todo si se le quita a la palabra Historia esa H mayúscula un tanto omnívora y pretenciosa para un arte tan volátil y efímero que difícilmente pueda poner en escena todas las complejidades que suponen las relaciones de los hombres a lo largo de su más bien acotada trayectoria en su tránsito por este mundo; el cine ha entendido esto, algunos de sus representantes lo han entendido mejor. Seguir leyendo
Publicado en Bafici 2013, Textos/Críticas | Deja un comentario

8/4: LA CARRERA DEL SIGLO de Blake Edwards

Siguen las “Noches de autocine”. El reportero Blake Edwards nos trae una ambiciosa competición a lo ancho del globo. ¿Quién no le cambiaría un neumático a Natalie Wood?

La carrera del siglo de Blake Edwards (Estados Unidos, 1965, 150′)

The Great Race

Así debería ser la cajita feliz de Hollywood
La carrera del siglo es un muy buen ejemplo de cine de calidad industrial, comercial, hollywoodense, una millonada de dólares gastados es un show ostentoso… pero a diferencia de las muchas producciones actuales, un show que además de ostentoso es creativo y juguetón.
Desde el vamos, la idea de la película, una carrera de autos ultra modernos desde New York hasta París pasando por Rusia, da lugar a la creación de una caja de juguetes. A gastarse la millonada en hacer juguetes estrambóticos, escenarios coloridos y efectos especiales hilarantes. En dar cuenta que los efectos especiales son (eran) eso, que King Kong era un juguete al igual que Godzilla es un traje de goma, que estos efectos especiales abrazaban su artificialidad pero al mismo tiempo se integraban a la realidad física que registraba la cámara (una fuerte diferencia con el efecto especial digital). Por algo la película es puro humor físico, siendo estos autos locos extensiones de la irrealidad física de los actores.
También un homenaje al cine mudo, al cine de humor físico cuya estela continúa, dedicada a Laurel & Hardy, dedicada a ellos una pelea de pasteles también, pero esta vez a colores. Pero también está inscripta dentro de cierto humor ya no clásico, el humor de Blake Edwards, cercano a un Peter Sellers o a un Jerry Lewis.
El devenir de los cuerpos de los comediantes en cartoons, en dibujos animados reales.  Por algo la película luego se convirtió (aunque los nombres no sean los mismos, los arquetipos sí lo son y “Los autos locos” también) en una serie animada, y Peter Falk (tan extraño verlo acá sin ser Colombo ni estar en una película de Cassavetes) se convirtió en un perro que ríe, en un Patán. Gabriel Von Sprecher
Publicado en Funciones, Textos/Críticas | Deja un comentario