21/12: LOS ASEDIOS DE ALCAZAR de Luc Moullet

Llega el fin de año y lo despedimos con una gran película sobre la cinefilia, luego nos quedamos de fiesta en el cineclub.

Los asedios de Alcazar de Luc Moullet (Francia, 1989, 54′)

les-sieges-de-l-alcazar

Luc Moullet nació en París, Francia, en 1937, es profesor, cineasta y a  los 18 años comenzó a escribir en los en los Cahiers du Cinéma. Así describe Quintín su tarea como crítico en ocasión de una retrospectiva que se realizó hace algunos años en el Bafici: “Su prosa era de una gracia increíble y de una agudeza única. Pero además era un gurka. No tenía ningún problema en sacudirle a los nombres más consagrados ni en asumir posiciones políticamente incorrectas. Así fue que acuñó la mítica frase: ‘la moral es una cuestión de travellings’, que después invirtió Godard para decir más o menos lo mismo. La escribió en marzo de 1959, en un artículo en el que defendía a Samuel Fuller contra las acusaciones que le hacían de fascista y macartista. Es un artículo genial sobre el cineasta, pero también un alegato contra la corrección política. La moral cinematográfica, decía Moullet, no es una cuestión de ideología sino de puesta en escena y, para hablar de cine, no hay otra moral que la moral cinematográfica. En la tabla de puntajes de ese año aparecen calificaciones sorprendentes como un punto negro (un cero) a Ossesione de Visconti. A Moullet le gustaban unos pocos directores, los que había que preservar para el futuro y no confundir con las mediocridades del presente”.
Virtualmente desconocido como realizador, su cine es sin embargo admirado por nenes de la talla de Jacques Rivette, Jonathan Rosenbaum y Jean-Marie Straub, que lo califica como “el único heredero de Tati y Buñuel”.
Su filmografía consta, entre cortos y largos, de 39 títulos, en la mayoría de los cuales él mismo es el protagonista.
Me suelen aburrir las wikipresentaciones pero para enfrentar una película de Moullet quizás sea conveniente. Es que el registro ácido e irónico moulletiano puede ser cómico y a la vez incomodar. Más si se trata de un film, Los asedios de Alcazar, sobre la cinefilia (como enfermedad). Olivier Martini es Guy, crítico de Cahiers du cinéma que concurre a un cine de barrio, atendido por un par de viejos despiadados, a ver una retrospectiva de Vittorio Cottafavi. Obsesivo, siempre sentado en las tres primeras filas, obsesivo de las condiciones de proyección, siempre hojeando sus arrugados Cahiers, peleándose con los otros espectadores, la policía y los otros críticos. Guy se siente orgulloso de haber “descubierto” a Cottafavi y está escribiendo un libro sobre él. Su pequeño mundo entrará en crisis cuando a las funciones comienza a asistir Jeanne, crítica de Positif (la revista históricamente rival de Cahiers). Lo que desconcierta a Guy es que no sabe por qué esa mujer va a ver Cottafavi siendo que los de Positif lo aborrecen. El film es una especie de Romeo y Julieta en clave cinéfila, aunque el cinéfilo es visto por Moullet como un delirante ensimismado, un inútil, alguien cuya meta es lograr el pase gratis al cine, pero es incapaz de levantarse una mina, dueño de una erudición estúpida compartida en conversaciones extravagantes. De todas maneras Moullet, como todos los folies, tiene algo de sabio. El film es de 1989, años ominosos para el cine al que todos daban por muerto, y de lo que realmente nos habla el film haciendo arco, es del final de una forma de cinefilia, a esa que se culpaba de ignorar el mundo que no cabía en la pantalla, cuya fecha simbólica de defunción es mayo de 1968. Después vendría la época de los cine-fils, esos que nos enseñaron que la cinefilia es una manera de pensar y ampliar nuestra mirada sobre el mundo. Tom Waits cuenta que cuando fue a ver This is Spinal Tap no entendía por qué todos se reían: “Yo tenía un nudo en la garganta durante toda la película”. This is not Spinal Tap y no nos vamos a tomar tan en serio como el amargo de Tom. Reírse de uno mismo puede ser liberador. José Fuentes Navarro.
LUEGO DE LA PROYECCIÓN COMIENZA LA FIESTA DE FIN DE AÑO
Esta entrada fue publicada en Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s