19/12: EL CAMINO A BRESSON de Jurriën Rood y Leo de Boer

Epílogo a la retrospectiva (casi completa) de Bresson de los últimos meses.

El camino a Bresson de Jurriën Rood y Leo de Boer

The road to Bresson

Se sabe que Robert Bresson es un tipo huraño, a la manera de un J.D. Salinger o de un Terrence Malick. Salvo el documental que realizó el escritor François Weyergans para la serie Cineastas de nuestro tiempo (llamado convenientemente Ni visto, ni conocido) poco se ha dejado ver, ha concedido pocas entrevistas y menos aun se ha dejado filmar.
El marco es el festival de Cannes 1983, Bresson presentaba El dinero y dos estudiantes de cine holandenses fascinados con la obra del francés van a tratar de que les conteste algunas preguntas. La eficacia de esta pelicula y lo que la eleva de ser solo un Bresson para principiantes está cimentada en ese plantamiento. En el recorrido hay entrevistas a Andrei Tarkovski, a Paul Schrader (quien habla de la tentación de imitar el estilo aparentemente simple de Bresson, sólo para conseguir copias sin vida, lo que en la mayoría de los casos es cierto), a Dominique Sanda y a Louis Malle que se dedica más a hablar bien de él mismo que de otra cosa. También son visitadas las locaciones originales de varios films de Bresson y revisitadas varias de las lecciones que aparecen en Notas sobre el cinematografo. Que Bresson era un tipo reacio se puede ver en la desternillante conferencia de prensa que brinda a propósito de El dinero. Que era un personaje marginal en el mundo del cine se observa en la ceremonia de entrega de premios conducida por Orson Welles, quien lo ignora mientras la mayoría de la sala lo abuchea. Emocinante es, de todas maneras, la salida de la mano con el otro premiado, Tarkovski mismo. La única manera de comenzar con Bresson es ver alguna de sus trece películas. No obstante este documental es una buena puerta de entrada a su particular mundo. Si los estudiantes, además directores del film, logran o no entrevistarlo es parte del encanto, que no se develará acá. Aunque sospecho que a Bresson mucho no le gustaría el suspenso. José Fuentes Navarro
Esta entrada fue publicada en Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s