Mar del Plata 2012 (7)

Mar del Plata – Días 6 y 7

por Leandro Naranjo

Día 6
Un día de culpa cinéfila, que acabó con un total de cinco películas en mi haber. Tres de ellas, fueron comedias. De las restantes, una tenía momentos de pretensión humorística y la otra no, en absoluto. No tuve ninguna experiencia sorprendente. Moraleja: la cantidad no asegura calidad.
El quinteto de la muerte
Una comedia británica de los 50, dirigida por Alexander Mackendrick y protagonizada por Alec Guinness. Un grupo de delincuentes se hacen pasar por músicos, se alojan en la casa de una típica viejita inglesa y allí planean un robo a gran escala. En el plan incluyen (sin avisarle) a la dueña de casa, quien luego se transformará en el factor más complicado de controlar. Tiene momentos muy buenos, de gags que se suceden rápidamente y se vuelven cada vez más absurdos. Los personajes son estereotipos que funcionan muy bien colectivamente y que, en su interacción, dan pie a una serie de comentarios éticos acerca de la Inglaterra de la época.
Memories look at me
Tengo la impresión de que esta es una gran película, pero no puedo asegurarlo. Resulta que el sueño me venció por primera vez en el festival, y aunque nunca me dormí del todo, perdí la concentración en el esfuerzo por mantenerme despierto. Es una película muy dialogada, relajada y reflexiva. El pasado aparece como tema permanentemente y sobre ello conversan los personajes. Anécdotas felices y no muy felices, recuerdos traídos al presente con la nostalgia de una adulta principiante que, según ella misma asume, desearía volver a tener 17 años.
Mapa
La heterogeneidad de esta película termina por convertirla en una especie de pastiche caprichoso y bastante egocéntrico. La película se construye frente a los espectadores, o al menos eso espera hacernos creer. Resulta que en la búsqueda por romper los límites entre la ficción y el documental, las fronteras se cruzan una y otra vez sin dar ningún indicio de ello, y crean un relato muy poco confiable que parece hacer caso omiso de las diferencias ontológicas entre la realidad real y la diégesis del film. Una película deshonesta, en resumen, sin aspiraciones formales perceptibles y narrativamente débil.
Super Virgin
Cuando el director apareció para “presentar” la película, era ya indudable que estábamos por enfrentarnos al delirio de este personaje: protagonista, director, productor y guionista. Salvo algunos momentos, el tono de la comedia falla porque recurre sistemáticamente -con mal timing y sin fundamentos apreciables- al humor absurdo más extremo. Podría pensarse como una especie de Superbad, coreana y de muy bajo presupuesto, con todo lo que ello implica. Muy poca coherencia formal. El delirio por el delirio mismo no alcanza y la comedia no es un apilamiento de gags cada vez más ridículos.
Le Grand Soir
Esto era, más o menos, lo que esperaba de Kervern y Delépine. Más bien de sonrisas que de carcajadas, eventualmente aplacada y por momentos muy arriba. Ese es un dato: tiene demasiados altibajos. Sobre la mitad del film, cuando los hermanos que lo protagonizan comienzan sus andanzas juntos, aparecen una serie de escenas verdaderamente buenas, que se apoyan en el diálogo tanto como en el gag físico y todo lo que la puesta en escena ofrece (la profundidad de campo, sobre todas las cosas). Es una película mediocre, sí, pero no decididamente mala.
Día 7
Gran día. Tres decisiones y tres aciertos, a puro drama y tragedia. No había visto nada de Pialat antes, así que es un descubrimiento muy valorable de esta semana. En todos los casos, la violencia (explícita) juega un papel trascendente.
A nos amours
Varios concurrentes acordamos que esta es una película muy francesa, con preocupaciones muy francesas: el amor, el sexo y la monogamia. Estilo post nouvellevaguiano (Sandrine Bonnaire incluida), muchos personajes, relaciones amorosas varias, edipos, celos, mucho psicoanálisis. La forma en que están descriptas las relaciones (de toda índole) es notable; los personajes cumplen roles muy claros e interactúan de maneras perfectamente comprensible. Todos son puestos en cuestión, pero todos tienen su chance de redimirse. No hay chivos expiatorios, ni personajes forzados a imponer una noción del bien y el mal. El momento de mayor cuestionamiento es protagonizado por el padre de la familia que, sugerentemente, hace su primera aparición luego de haber abandonado a su familia.
Fango
Campusano reaparece con lo suyo, el cine popular al que dedica su vida con total honestidad y confianza. Retrato de un mundo difícil (el del conurbano bonaerense) en su costado más violento, que da cabida a varias muertes, un secuestro, un proyecto musical en gestación, una pareja con códigos poco ortodoxos, sexo y amor homosexual. Nada está prohibido, porque las cosas suceden siguiendo su propio curso, a partir de la imaginación colectiva de los actores (sociales) y bajo la dirección de un hombre que sabe muy bien qué pretende del cine. Honestidad, por sobre todas las cosas. Pero también crudeza, pasión y confianza en la realidad.
Hanaan
Otra de las coreanas que valen la pena. En orden de mérito, la tercera (Luego de Bleak Night y Sleepless night). Esta no tiene a la noche en su título, pero muchas de sus escenas más importantes suceden a la noche. Policías y ladrones, no muy distintos entre sí. Asesinatos, drogas, etcétera. De fondo, aparece una cuestión política e histórica acerca de Corea que motiva a investigar un poco más. Una ópera prima muy interesante de un director uzbeco-coreano al cual espero poder seguirle el paso, como ocurrió con Jang Kun Jae (el coreano que esperaba encontrar en Mar del Plata y no me defraudó.)
Esta entrada fue publicada en Festivales/Muestras, Mar del Plata 2012, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s