10/10: KAIRO de Kiyoshi Kurosawa

Los fantasmas del otro Kurosawa en una nueva entrega del ciclo dedicado a películas que nos advierten que el fin del mundo ocurrirá, inevitablemente, tarde o temprano. ¡A los botes!

Kairo de Kiyoshi Kurosawa (Japón, 2001, 118′)

Lo que sí está claro es lo que piensa Kiyoshi Kurosawa película a película, use el género que use. En el Japón de Kairo ya quedan pocos sobrevivientes y los fantasmas comienzan a adueñarse del mundo a través de un sitio web. Los fantasmas asustan pero el verdadero terror es quedarse solo. Hay un momento que es extraordinario: Ryosuke, un estudiante universitario, trata de estar junto a Harue, una experta en informática, pero Harue progresivamente se va alienando y decide voluntariamente irse con los fantasmas. El uso de la profundidad de campo -un efecto técnico que desde Welles y Renoir se dice que  democratiza el plano- es magistral en todo el film y le sirve a Kurosawa por dos razones: una, porque a los espectros les conviene el efecto, los fantasmas de Kairo viven en la nebulosa del último objeto nítido, casi sugeridos, como se puede ver en la secuencia de la biblioteca (que -cómo no- cita a Los Cazafantasmas); dos, porque es como formalmente Kurosawa muestra la soledad y la incomunicación entre  las personas (japonesas). Kairo es una de las nuevas películas de culto y hasta hay fanáticos que buscan el verdadero sitio web fantasmagórico, en fin. José Fuentes Navarro
Esta entrada fue publicada en Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s