31/8: SUKIYAKI WESTERN DJANGO de Takasi Miike

Con un japonés loco (cualidad bastante común entre los cineastas nipones) ponemos punto final a los Westerns Alucinados. El viernes que viene ya será otro el ciclo, luego otro y así hasta quién sabe cuándo.

Sukiyaki Western Django de Takashi Miike (2007, 121′)

Por último llegamos al western más bizarro de la serie. Miike combina elementos del western con elementos del cine de samuráis. Aquí la pistola y el sable compiten por ver cuál de ellas será el arma más letal. Como en casi todas sus películas, todo está sobresaturado. Tanto las tonalidades rojas y blancas que identifican los bandos que están en conflicto, como los acrobáticos movimientos de cámara que utiliza para registrar los combates, las danzas y las escenas de sexo. La sobrecarga estilística es tan potente que por momentos se impone por sobre la trama y se vuelve una gran danza formal y visual similar a las películas de vanguardia de los años veinte y treinta. El mayor placer de Sukiyaki Western Django no está en su lectura del género, en su perfección narrativa, o en el guiño al spaghetti western (incluso el guiño al rey de los guiños: Quentin Tarantino haciendo de pistolero), sino en poder apreciar el goce que le produce a su director filmar y conseguir que lo físicamente imposible se exhiba en pantalla con suma elegancia y con un ápice de ironía. Ramiro Sonzini
Esta entrada fue publicada en Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s