19/7 – MARTES DEL SÉPTIMO ARTE: TIERRA EN TRANCE de Glauber Rocha

Continúa el ciclo de Películas que hay que ver antes de votar según Alexis Cabrolié Cordi, que las eligió como programa para Julio y Agosto en Martes del Séptimo Arte. Turno para el intrépido, explosivo Glauber. ¿Es Tierra en trance su gran película? O bien, como escribe Roger Koza en el comentario de abajo: ¿qué es Tierra en trance?

Tierra en trance, de Glauber Rocha

“¿Qué sería de un cine que no debiese nada a los EE.UU.?” La pregunta es de Serge Daney a propósito de la muerte de Glauber Rocha, no solamente el gran cineasta de Brasil sino también de nuestro continente. Es quizás en esta película en donde el exponente más sobresaliente del Cinema Novo responde al interrogante de Daney con mayor solvencia. ¿Qué es Tierra en trance? ¿Una meditación poética sobre los límites de toda revolución y la vigencia del colonialismo? ¿Un ensayo libre sobre las fuerzas primitivas y míticas que subyacen a la vida moderna brasileña? ¿Una parodia alegórica del presente brasileño de la década del ’60? En un país llamado Eldorado, una invocación simbólica a Brasil, un poeta y periodista, un líder popular, un presidente reaccionario, miembros de la burguesía parecen disputar el destino de una nación. Pero, como señalara el filósofo Gilles Deleuze respecto del cine de Rocha, “los mitos del pueblo, profetismo y bandidismo, son el envés arcaico de la violencia capitalista”. Hay algo inquietante y subyugante en Tierra en trance, una denuncia y una enunciación sobre la inutilidad de la toma de conciencia política del pueblo, acaso su imposibilidad, o una lectura no romántica sobre el explotado latinoamericano, lo que implica además una mirada hipercrítica sobre los intelectuales que asumen la posición del pueblo. Además, el film de Rocha denota un lenguaje cinematográfico único cuya concepción sonora originalísima y una fascinante noción del montaje pueden provocar, literalmente, un trance perceptivo en quien mira. Rocha sostenía que “nuestra originalidad es nuestro hambre”. Su cine, por cierto, fue más allá de ese pronunciamiento. (Roger Koza, extraído de su blog, Con Los Ojos Abiertos)
Esta entrada fue publicada en Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s