8/6 – LA NOCHE DEL CAZADOR presenta: LA NOCHE DEL CAZADOR (sic)

Se tomaron su tiempo estos tipos. Sí, cuatro años después de haber bautizado “LA NOCHE DEL CAZADOR” a su espacio semanal en Cinéfilo, finalmente LA NOCHE DEL CAZADOR pasa el film de Charles Laughton titulado precisamente “La Noche del Cazador”.

¿Redundancia? Más bien, el ciclo que empieza hoy es un homenaje que asume la forma de una búsqueda cinéfila de cómo una película salpica a otras, un rastreo de las huellas con que su vida se continúa en films posteriores de la historia del cine.

Las películas programadas por José Fuentes Navarro y Fernando Pujato son, empezando con LA NOCHE DEL CAZADOR (1955), hoy, siguiendo con Undertow (David Gordon Green, 2004) y Sangre (Pedro Costa), para terminar con una película sorpresa de la que, en serio, todavía no nos dijeron nada. El spot del ciclo acá.

Todos los Miércoles, a partir de las 20.30 hs. en Bv. San Juan 1020 casi esquina Mariano Moreno.

Y a continuación, Fernando Pujato sobre el film en cuestión.

LA NOCHE DEL CAZADOR, de Charles Laughton (Estados Unidos, 1955, 93′)

por Fernando Pujato

Hay varias maneras de situarse frente a La noche del cazador o, tal vez, de interpretarlo -algo que a Sontag no le caería en gracia pero esa batalla claramente ha terminado ya-, de pensar acerca de él: que es una especie de cuento de hadas, un lobo disfrazado de cordero acechando a los pequeños críos de una manada indefensa; una fábula moral que nos deposita en el centro de uno de los pecados capitales (la avaricia) aleccionándonos sobre su inconveniencia y su futilidad; un ejemplo metafísico con respecto a la eterna lucha entre el Bien y el Mal, la devastadora potencia de éste y la sublime permanencia de aquél; un certero muestreo de la insanía, del Padre freudiano sublimado, del sujeto barrado lacaniano y otras ficciones psicoanalíticas; la vista de un país atravesado por un feroz puritanismo religioso, cercado por la depresión, clausurado familiarmente; o simplemente la historia de un alienado religioso persiguiendo a dos niños por dinero. O quizá nada de todo esto. O quizá todo esto junto a la vez.

Hay dos palabras que tiene tatuadas Harry Powell (Robert Mitchum en un papel irrepetible en su historia… y en la del cine) en sus manos: amor y odio. Esta binaria y excusatoria oposición física y mental de un personaje está trasladada al espacio del film, que no juega precisamente con estas nociones en forma pura sino que nos instala en una vaivén expositivo que va desde el terror persecutorio en las orillas fangosas de un río a la mansa quietud de un bote deslizándose serenamente por sus aguas, de un granero protector en una noche estrellada a una silueta ominosa que despunta en el horizonte, instalando el film en un espacio rural sin indicios románticos y sin discursos pastoriles, llevándolo a un acotado espacio urbano que contiene todos los rastros de una civilización en ciernes – o la degradación de ésta, tal vez. Columpiándolo en los claroscuros de un mundo cruel y amoroso, vengativo y protector. Un desamparo, un resguardo, un designio, una ilusión.

Cualquier cosa que pueda ser la primera y última gran película del actor Charles Laughton se encuentra en las formas que ésta adquiere, en la manera en que éstas se relacionan, en aquella idea primigenia que aún hoy sigue ordenando, tangible o soterradamente, lo que se nos muestra y lo que no se nos muestra, la luz y las sombras, lo oculto y lo visible, lo que se nos da a ver. Algunos la llaman, todavía, puesta en escena. Algunos sostienen que esto sigue siendo el territorio del cine.

Esta entrada fue publicada en Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s