6/6 – FANTASMA presenta: ADIÓS SUR, ADIÓS de Hou Hsiao-hsien

FANTASMA invita esta noche de comienzo semanal a la tercer película del foco que durante todo el año dedican a Hou Hsiao-hsien.

Los esperamos a partir de las 20.30 hs. en Bv. San Juan 1020 casi esquina Mariano Moreno. Acá abajo, un comentario sobre la película, por el crítico norteamericano Kent Jones.

ADIÓS SUR, ADIÓSde Hou Hsiao-Hsien (Taiwán, 1996, 124′)

(…) Adiós sur, adiós se mueve de manera ensoñadora a través del tiempo, y <<movimiento>> es la palabra operativa. Se sabe que Hou lo pasó mal tratando de encontrar una manera válida de lidiar con la vida contemporánea: esta fue su primera película basada en la época actual desde La hija del Nilo (Ni luo he un er, 1987), y decidió que el movimiento fuera su motivo principal. Gao, Flatty y Pretzel sólo están en paz cuando van de un lugar a otro en trenes, en autos, en ciclomotores, desde un ensueño de fracaso y arrepentimiento hasta el siguiente, desde una alucinación de pipa hasta la siguiente, y desde una mala situación hasta la siguiente, todo lo cual se resume en la ofensa de Flatty al jefe local de los gángsters del sur por ir a cobrar su parte del dinero de la familia a su primo corrupto, miembro de la fuerza policial. La dura realidad del mundo, donde todo está presionado por el tiempo, se disuelve en la ensoñación flotante inducida por el movimiento puro. Hou corta estos vuelos de manera repentina durante toda la película, y consigue una forma muy grácil y ágil, como si fuera una balada sin palabras que habla de la mala suerte. El viaje a las montañas en ciclomotores es exuberante, tranquilo, silencioso e idílico. Y entonces hay otro vuelo que se dirige al cielo. Flatty (personificado por Lim Giong, quien compuso la música y tiene una muy buena actuación: desgarbado, en pantalones de campana sin forma, como un Art Carney gigante) en cuclillas en el techo, comiendo su almuerzo lentamente, mirando hacia abajo mientras un tren de pasajeros se detiene para recoger gente y luego partir. Y entonces Hou corta al punto de vista del tren mientras traquetea hacia arriba en las montañas, donde cada vez se pone más y más verde. Y hay simpáticos viajes cortos a través de carreteras rurales y calles de ciudad, ocasionalmente vistos a través del tinte amarillo de las gafas de Flatty. (…) Kent Jones. [Fragmento del texto “La vida continúa” del libro: Evidencia Física: escritos selectos sobre cine. Pág. 42. Uqbar Editores].

Esta entrada fue publicada en Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s