25/4: FANTASMA presenta: THE GENERAL de Buster Keaton y Clyde Bruckman

Abrimos la semana con The general, paseo sobre rieles de la mano del genio de Keaton, Buster (en codirección con Clyde Bruckman), película que en 1927 revoluciona el espacio cinematográfico yendo de ida y vuelta en tren, con fondo de guerra civil norteamericana y frente de romance un poco descarrilado.

Los esperamos a partir de las 20.30 hs. como siempre, en Bv. San Juan 1020 casi esquina Mariano Moreno. A continuación, un texto de Ramiro Sonzini sobre la película.

Filmar el acontecimiento

por Ramiro Sonzini

Tomaré como verdadera la siguiente afirmación:

“En un sentido general, acontecimiento es todo lo que sucede y posee un carácter poco común, incluso excepcional”

El cine de Buster Keaton tiene la maravillosa capacidad de registrar con total materialidad el acontecimiento. El acontecimiento en sí es el centro de su cine. Un hecho, una acción, que la cámara a través del encuadre retiene en su máxima densidad. Hecho que sorprende, que descoloca, por su excepcionalidad. La sorpresa y la risa irrumpen cuando Keaton, a través de una proeza física, actúa sobre los cuerpos y el espacio de forma inesperada. El cuerpo es el motor de su cine, cine que se vuelve una experiencia física como pocas.

En The General su cuerpo se mueve (en la gran mayoría de la película) en un espacio muy concreto: una locomotora. Ésta, a su vez se mueve en otro espacio igual de concreto: un tendido ferroviario que va desde Marietta hasta Chattanooga, de sur a norte del territorio norteamericano. Unos espías de la Union secuestran La General (el tren que Buster maneja) e intentan llevarlo a su territorio, en el norte. Buster toma otra locomotora para seguirlos y recuperar la suya. Casi toda la película es una persecución de trenes. En realidad dos persecuciones, una de ida y otra de vuelta. Tenemos entonces un tendido ferroviario, dos trenes y una persecución que una vez acabada se repite, pero a la inversa: el perseguidor es perseguido, el recorrido es el inverso, incluso los gags son los mismos pero afectan a los otros. Este es el espacio en el que Buster Keaton despliega sus acontecimientos. Hace de la locomotora su cuerpo para maniobrarla con una maleabilidad que la hace parecer un autito de jugete: reduce la velocidad de la locomotora y baja corriendo a cambiar de dirección  las vías y librarse de un vagón que obstaculiza su paso para volver corriendo a la locomotora y acelerarla para pasar al vagón; se desliza por la superficie del tren en movimiento con una velocidad y una agilidad que lo hace parecer una locación inmóvil: Buster frena La General, baja de ella con una soga y ata el poste del telégrafo a la punta del último vagón. Luego corre a través de su techo, salta al vagón que lleva la leña, corre por él y salta dentro de la locomotora arrancando el tren casi en el mismo movimiento. Luego corre sobre los leños nuevamente, toma un hacha y comienza a golpear la pared del vagón para abrir un hueco y liberar a su amada.

Hay un pequeño instante en la película, un gag, que creo condensa toda la potencia del cine de Keaton en tan sólo un gesto: los secuestradores de la Unión tiran sobre las vías dos durmientes para trabar la marcha del tren que maneja Buster. Éste disminuye la velocidad, corre para sacar el primer durmiente y alcanza a hacerlo justo antes de que lo alcance la parrilla de la locomotora, quedando acostado sobre ella con el durmiente encima. El problema continúa, se acerca el otro durmiente. Entonces, a duras penas, se incorpora  y arroja el que tiene en las manos de tal forma que golpea al segundo en una punta y lo hace saltar afuera de la vía justo antes de que el tren lo choque y se descarrile. Este pequeño gesto me parece un verdadero acontecimiento, un prodigio de acción física que nos descoloca por su improbabilidad, y todo filmado en plano general sin que la cámara corte. Estamos ante una verdadera revelación, ese momento se presenta como una demostración (casi empírica) de la verdad del cine, y cuando hablo de verdad incluyo en ella la belleza.

(PD: Me quedo con este fragmento del texto de Andrew Sarris sobre Buster Keaton en el que habla de otro momento que siento de manera similiar al que describí recién: “Hay un momento en The General en que Keaton, exasperado por la estupidez de Belle, su novia, hace en broma el ademán de matarla, pero en vez de eso la besa. Este beso es una de las celebraciones más gloriosas del amor heterosexual de la historia del cine.”)

Esta entrada fue publicada en Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 25/4: FANTASMA presenta: THE GENERAL de Buster Keaton y Clyde Bruckman

  1. José dijo:

    Muy buena la nota Ramiro..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s