LA NOCHE DEL CAZADOR, PRESENTA:

Ciclo: SORRENTINOS DI BELLOCHIO

 

23/3: Buen Dia, Noche de Marco Bellochio. 2003. Italia. 106 min.

El cine es la mentira a 24 cuadros por segundo. No se trata de corroborar si el secuestro del presidente del partido Demócrata Cristiano italiano, Aldo Moro por parte de las Brigadas Rojas habrá sido así. Ni si el núcleo narrativo del film: la relación entre secuestradores y secuestrado, contado desde el punto de vista Chiara (Maya Sansa) la única mujer del grupo y la que tenía mayor acceso al espacio público, al trabajo y la familia. Se puede contrastar con la experiencia de Anna Laura Braghetti protagonista real del suceso. Tampoco se trata de saber si Moro era esa especie de abuelo sabio  que muestra la película. Ni si, como sugiere el film el poder (político, religioso) no realizó ninguna acción concreta para tratar de liberarlo. Buen Día Noche esta basada libremente en el libro El Prisionero de Paola Tavella y Anna Laura Braghetti. Marco Bellochio aprovecha de manera superior la palabra libremente para imaginar que Chiara imagina y sueña imágenes oníricas (canciones de  Pink Floyd incluidas) que nos informan la disociación entre su deber para con la causa brigadista y la certeza del error terminal que pueden cometer.

El cine es la verdad a 24 cuadros por segundo. ¿Sueñan los terroristas con found footage? Es raro(tómese esto literalmente)el cine de Marco Bellochio capaz de pasar de una secuencia que roza lo académico a un plano vanguardista, pero -allí creo radica su arte- con solución de continuidad. Podemos notar esto en los momentos futuristas de Vincere o en las lyncheanos secuencias de La Sonrisa de mi Madre.En Buen Día, Noche; Chiara duerme sus sueños son partes de películas difíciles de localizar. Esta resignificación de imágenes no filmadas por el director es lo que comúnmente se denomina a grandes rasgos found footage. Otro momento similar es cuando lee la carta de Moro a su esposa  y esta se funde (un mash up) con las Cartas de los Condenados a Muerte de la Resistencia, imágenes encontradas ad hoc.Por ultimo esta la televisión, Bellochio es una inteligente decisión utiliza los noticieros de la época, es el documento del film. En la TV conviven, sin solución de continuidad: el gobierno, el papa y Rafaela Carra. El espectáculo.

Cine=Emoción: Mientras Aldo Moro se dirige a su trágico destino. Bellochio le reserva un conmovedor plano final: camina a paso decidido, libre y sonriente por las calles de la ciudad. Quizás ese final sea un ajuste de cuentas del director consigo mismo, no lo se.Si se (o creo que se) que ese breve pero magistral momento captura la decisión, el humor  y sobre todo la libertad  del cine reciente de Marco Bellochio.

José Fuentes Navarro

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s