Lunes 27/9 21 hs. | MILLENIUM MAMBO: “AQUEL QUERIDO MES DE AGOSTO”, de Miguel Gomes. Comentada por Martín Iparraguirre + DOSSIER MILLENIUM MAMBO

Hoy continúa el ciclo MILLENIUM MAMBO. Dispersión y pasión por el cine de una década. Les recordamos que se trata de un ciclo a donde invitamos a diez programadores a que elijan y comenten una película que consideren importante para pensar el cine de la primera década del nuevo milenio. Este diálogo colectivo en torno a este período del cine se completa con el dossier que adjuntamos a continuación en versión digital y cuya versión en papel podrán encontrar en Cinéfilo a partir de esta noche:

DOSSIER MILLENIUM MAMBO

Esta noche a las 21 hs. (Bv. San Juan 1020 casi esquina Mariano Moreno) será el turno de Martín Iparraguirre, crítico cordobés (Hoy Día Córdoba, lamiradaencendida.wordpress.com) que programa “Aquel querido mes de Agosto”, de Miguel Gomes. A continuación les dejamos la nota que escribió Martín, para el dossier, sobre la película, además de su lista de los mejores films de la década.

Aquel querido mes de agosto, de Miguel Gomes (Portugal, 2008, 147′)

EL CINE Y SU ENTORNO

“El cine está en problemas desde hace tiempo”, repetía Quintín en la Semana de la Crítica, y argumentaba: “Ha dejado de ser popular”. La sentencia, precisa y simple, no pierde por ello lucidez, como tampoco pertinencia: cada fin de semana se estrenan un promedio de cuatro o cinco películas que, en su abrumadora mayoría, no tienen nada para decir sobre el hombre, la vida, ni sobre esta tierra que contiene la infinita multiplicidad de la existencia. Mientras, el verdadero cine, aquél que intenta precisamente salir en busca del mundo y de la vida, debe esperar a ser descubierto en algún cineclub independiente, o debe navegar por las infinitas aguas de Internet hasta llegar a la computadora de algún cinéfilo inquieto. Se trata de una encrucijada de época: habría que pensar si aquellas condiciones que hoy permiten una inédita democratización del cine no son también las que lo están llevando a un callejón sin salida, a confirmarlo como un mero producto de este mundo anodino que propone el capitalismo globalizado. O reformular la pregunta y animarse a preguntar si el cine puede seguir siendo popular en pleno siglo XXI. Una respuesta posible es Aquel querido mes de agosto, de Miguel Gomes.

Múltiple y moderno, libre como la vida que lo habita, Aquel querido mes de agosto es un filme inclasificable y profundamente popular al mismo tiempo, que se opone diametralmente a los cánones que hoy dominan al séptimo arte pero que es una obra absolutamente accesible, vital y festiva, dueña de un optimismo existencial propio del tiempo que registra y de su misma naturaleza. Se trata de un triunfo del cine sobre sí mismo (o sobre sus presuntas adversidades y limitaciones), empezando porque en su origen hubo un impedimento presupuestario que imposibilitó a su director rodar la película que quería. Y siguiendo porque desde su estructura formal pone en crisis las concepciones clásicas de género, porque bascula entre el documental y la ficción como si fueran la misma cosa y porque intenta reflexionar sobre la naturaleza del registro cinematográfico mientras retrata a un pueblo y una clase social específica, contando al fin aquella historia de amor que Gomes había querido narrar al principio de la aventura.

El escenario son las sierras portuguesas de Arganil en un verano cercano. Lo que comienza como un retrato documental de ciertos grupos de música popular, ciertas fiestas, tradiciones, bailes, ceremonias, leyendas y personajes del lugar irá transmutando casi imperceptiblemente en una historia de amor entre dos primos, con una disputa familiar de fondo, y con otra subtrama sobre la realización de la propia película en la que los realizadores son protagonistas. Un dato excepcional del filme de Gomes es cómo su aparente caos formal, su aparente cambalache estético y narrativo, parece esconder un orden apenas perceptible que propone reflexionar sobre el cine y sus límites, sobre la pertinencia de los cánones y las categorías, sobre la realidad y su representación, al mismo tiempo que trata las cuestiones humanas más básicas y supuestamente banales, como el amor romántico y adolescente, los lazos familiares y la vida en comunidad.

Esencialmente poética y lúdica, la película trasunta una disposición de espíritu particular, que se puede apreciar no sólo en los múltiples bailes y conciertos que registra (con aquella música tan ninguneada con el calificativo de “popular”), sino también en las escenas donde el equipo de filmación discute sobre la película, un metadiscurso donde parece haber una invitación a ver al cine como un juego gozoso, mágico y vital, que no puede escindirse de su entorno, sino que debe preñarse de la vida de su comunidad. La traducción formal de esta disposición es una hegemonía casi absoluta de los planos medios y generales, con muchos pasajes de planos secuencia que no sólo confirman el carácter realista del filme, sino que revelan una concepción del cine comunitaria, colectiva, que busca impregnarse de la vida social y simbólica de un tiempo y una sociedad específicos. El cine, en fin, como una pasión esencialmente popular, que deviene en una construcción social, como en aquel gran pasaje donde Gomes presenta a los campesinos del lugar una película filmada con ellos como protagonistas (una “versión de terror de Caperucita roja”), sólo para captar sus reacciones al verse proyectados en la gran pantalla.

Por Martín Iparraguirre [lamiradaencendida.wordpress.com]

MEJORES PELÍCULAS DE LA DÉCADA 00-09 SEGÚN MARTÍN IPARRAGUIRRE
1 – Juventude Em Marcha / Juventud en marcha, de Pedro Costa (Portugal, 2006)
2 – Er shi si cheng ji / 24 City, de Jia Zhang Ke (China, 2008)
3 – Aquele querido mês de agosto / Aquel querido mes de Agosto, de Miguel
Gomes (Portugal, 2008)
4 – Sharasojyu / Shara, de Naomi Kawase (Japón, 2003)
5 – Of time and the city / Del tiempo y la ciudad, de Terence Davies (Inglaterra, 2008)
6 – A Londoni fér / El hombre de Londres, de Béla Tarr (Francia/Hungría, 2007)
7 – Rosetta, de Jean-Pierre y Luc Dardenne (Francia/Bélgica, 2000)
8 – Sang sattawat / Síndromes y un siglo, de Apichatpong Weerasethakul
(Tailandia/Austria/France, 2006)
9 – Shijie / El mundo, de Jia Zhang Ke (China, 2004)
10 – Santiago, de Joao Moreira Salles (Brasil, 2007)
Películas que quedaron afuera, pero bien podrían estar en la lista:
Ne change rien / Nada cambia, de Pedro Costa (Portugal/Francia, 2009)
Zhantai / Plataforma, de Jia Zhang-ke (China, 2000)
Morrer Como Um Homem / Morir como un hombre, de João Pedro Rodrigues
(Francia/Portugal, 2009)
Ten Canoes, de Rolf de Heer y Peter Djigirr (Australia, 2006)

También pueden leer una entrevista realizada por Roger Koza (otro de los programadores del ciclo) al portugués Miguel Gomes, director de “Aquel querido mes de Agosto” aquí.

Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Funciones, Textos/Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s