LA NOCHE DEL CAZADOR – Nueva temporada

Sobre La Noche del cazador
El tiempo del cine siempre fue éste, el que estamos viviendo hoy. Desde el que intentamos reflexionar, hablar y escribir acerca del cine. De esa otredad fílmica que nos interroga, que desafía nuestra pálida inteligibilidad, nuestras trémulas respuestas, y nuestros limitados conocimientos; de todos esos planos que tratamos de integrar en una puesta en escena que los sitúe más allá de la Industria, pero no más acá del cine, que es sólo uno.
A diferencia de los niños del film de Charles Laughton, no estamos huyendo de nadie – aunque no excluimos esa divertida posibilidad – y sabemos que algunas siluetas que despuntan el amanecer, no descansan nunca. Pero al igual que ellos, un río de imágenes nos acompaña: ecos y formas del pasado, voces y presencias del hoy, fluyen sin cesar en la corriente de ese maravilloso arte, que nació para inquietar la calma de cualquier imagen pretérita.
No importa demasiado – en realidad no importa en absoluto – desentrañar si los legados son póstumos, o no; sólo basta saber que ellos son el presente del cine. Nuestro pasado y nuestro futuro están aquí.
Fernando Pujato
………………………………………………………………………………………
Para el inicio de su programación anual, La Noche del Cazador declara:

La culpa es de Abel Ferrara

A partir de hoy, todos los Miércoles a las 21 hs. en Cinéfilo. Bv. San Juan 1020 casi esquina Mariano Moreno.

7/4 – R-Xmas

14/4 – Mary

21/4 – The addiction

R-Xmas de Abel Ferrara (Estados Unidos/Francia, 2001, 83 min.).

La primera obra del gran Abel Ferrara en siglo XXI pertenece al dudoso subgénero de películas navideñas, pero ante todo es una mirada sobre la ética de los valores familiares. Él y Ella (los personajes no tienen nombre) son padres y trabajan de dealers, esto es preciso pues no son hampones y llevan su negocio como si fuera una pyme familiar, no obstante el ámbito del trabajo y la familia son lugares diferentes. La  noción de distintos espacios (cinematográficos) interrelacionados es la constante mas notable en los últimos trabajos de Ferrara. Pero el padre es secuestrado y su mujer (de alguna manera el centro del film) debe buscar el dinero del rescate en una New York convulsionada por el apuro consumista, de cualquier mercancía, típico de las fiestas. Aunque estamos ante un cuento de navidad, nada sale demasiado mal, pero este episodio permite a la pareja poner en duda la pertinencia del trabajo en relación a su familia. La anécdota se sitúa en un momento específico: los últimos momentos de la administración del alcalde Dave Dinkins al que llama honorable y termina con el comienzo del mandato de Rudolph Giuliani al que no adjetiva de manera alguna, toda una declaración política. José Fuentes Navarro
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s